comentarios opiniones

7 claves para alejar a una organización del liderazgo, según el club de Excelencia en la Gestión

  • diciembre 13, 2020

Deseando ampliar los canales de formación para la promoción transformación empresarial sostenible e innovadora, El Club de Excelencia en Gestión, una asociación dedicada a mejorar la gobernanza y el desempeño organizacional, organizó un nuevo webinar enfocado en explicar el nuevo rol del CEO hoy.

Su ponente principal fue Paloma Beamonte, presidenta de Xerox en España y Portugal, acompañada de Ignacio Babé, secretario general y consejero delegado del club Excelencia en Gestión.

Beamonte ha abordado los desafíos que enfrentan los grandes líderes empresariales en este momento crisis de salud y gran inseguridad económica, y mostró su experiencia al tratar con ellos. Un entorno VICA sin precedentes (vacilación, incertidumbre, complejidad, ambigüedad) que los obligó a reaprender e inventar para mantener sus corporaciones en pie.

Los cambios de los últimos meses han empujado a las empresas a funcionar de manera diferente, a adaptarse a una estructura diferente ya una nueva dinámica interna, ya interpretar el concepto de «negocio» de otra manera. La transformación acelerada y forzada a la que también se enfrenta el presidente Xerox. Su experiencia quedó registrada en este encuentro virtual del que se pueden extraer siete ideas clave.

  1. Involucrar a las partes interesadas. En estos tiempos difíciles, los líderes deben ser capaces de fortalecer plenamente la relación de la empresa con las personas involucradas en sus procesos: trabajadores, clientes, inversores, proveedores … Deben promover modelos de escucha para satisfacer de forma rápida y sencilla las necesidades del cliente, que debe estar siempre en el centro. Pero también debe servir a los empleados, involucrarlos en proyectos de innovación y transformación, fomentar su confianza y promover el talento para crear valor sostenible desde todas las áreas de la organización.
  2. Liderando el cambio tecnológico. Una de las claras consecuencias que trajo la pandemia al mundo empresarial fue una rápida y forzada adaptación a las nuevas fórmulas de trabajo y comunicación. Él viajes de larga distancia, que tenía un recorrido muy limitado, explotó y bajo su paraguas aparecieron nuevas soluciones tecnológicas para diferentes propósitos, según las necesidades de cada organización. Parte del trabajo del CEO en este momento es descubrir cuáles son esas necesidades y cómo abordarlas de manera innovadora, garantizando la seguridad física y cibernética.
  3. Fomentar la cocreación: Debe eliminarse la competitividad entre organizaciones e incluso entre subsidiarias de la misma empresa, como Xerox. Y prevalece cierta cooperación y creación conjunta a través de convenios, capacitaciones, participación en mesas redondas, etc. para mejorar un recuperación conjunta. El objetivo es evitar la pérdida de productividad y puestos de trabajo, algo que actualmente es necesario para que la situación socioeconómica no se deteriore desde un punto de vista general.
  4. Gestión de la diversidad: Observa las dificultades grupales que se pueden encontrar en la organización (grupos de mujeres, diferencias sexuales, personas con discapacidad, etc.), escucha sus necesidades e intenta solucionarlas. Siempre con fórmulas éticas alineadas con el propósito y valores de la empresa.
  5. Aprende e inventa tu mismo: Tienes que repensar el futuro, ver si valores de la organización Son reales en este momento, siempre bajo el paraguas de la ética y considerando cómo el virus ha cambiado nuestra forma de ver la vida. El CEO debe tener estabilidad para afrontar la situación y flexibilidad para reinventarse. «Hay que asumir que la medida que ajustó hace mucho tiempo ya no es adecuada y debe transformarse. Pero también debe hacer que los empleados vean por qué ya no es bueno y por qué es necesario cambiarlo «, recomienda Beamonte.
  6. Siga modelos de gestión orientados a la transformación. Como el modelo EFQM, útil para mide conceptos intangibles determinantes para el buen funcionamiento de la organización. También sirve de guía para el líder, cuyas principales responsabilidades son orientar a la empresa, ejecutar sus estrategias y lograr resultados, fundamentos sobre los que se asienta el modelo EFQM. “Nos brinda herramientas muy efectivas, como un conjunto de matrices que nos permiten evaluar cómo podemos hacerlo mejor”, explica Beamonte.
  7. Sea ejemplo y fuente de inspiración. Además de ser la fuente de todas estas soluciones, el CEO debe dar ejemplo para convencer de que los cambios son necesarios. Aplicar las soluciones ofrecidas en la práctica, corregir las discrepancias que detecte y transferir toda esta experiencia sin miedo. Todo el tiempo, con claridad y transparencia, apoyándose en los valores que definen la organización.

No Comments Found

Leave a Reply