comentarios opiniones

Ascom busca incluir el «cumplimiento» del código de buen gobierno de las sociedades cotizadas

  • diciembre 22, 2020

La Asociación Española de Cumplimiento (Ascom) presentó sus comentarios la semana pasada en respuesta a una audiencia pública que abrió el 15 de enero Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) sobre la propuesta de modificación de determinadas recomendaciones del Código de Buen Gobierno de las sociedades cotizadas vigente desde 2015.

Enciende la función conformidad en el Código de Buen Gobierno de estas empresas como punto adicional en la Recomendación 46 es la propuesta principal de Ascom.

Existencia de una unidad de cumplimiento, o conformidad, es un elemento importante para construir un sistema de control de riesgos efectivo, porque sin él el modelo no estaría completo, y la identificación y el control de riesgos pueden sufrir debilidades y vacíos, explica la asociación en su escrito.

Por tanto, las consultas públicas se utilizarían para incluir esta función conformidad reconocido por el regulador sobre la importancia de la CNMV, prosigue en nota de prensa.

Otras cuestiones planteadas por la asociación en relación con la recomendación 45 son el establecimiento de una modelo de control de riesgos sobre la base de «tres líneas de defensa», la primera línea de defensa son las unidades de negocio; segundo, unidades de prevención y control, como la unidad de control y gestión de riesgos y la unidad de cumplimiento, y tercero, auditoría interna.

Ascom justifica esta solicitud remitiéndose a la Circular 1/2014 de la CNMV, de 26 de febrero, sobre los requisitos de la organización interna y funciones de control de las entidades prestadoras de servicios de inversión. Esta circular requiere que la estructura organizativa de la entidad contenga una unidad que realice la función cumplimiento de normas, una unidad que realiza una función Gestión de riesgos y una unidad que realiza una función auditorías internas.

Como comenta la asociación en su carta, “no parece razonable que los requisitos organizativos internos que la CNMV recomienda a las sociedades cotizadas sean menos exigentes que los que la propia CNMV encarga a las empresas de servicios de inversión”.

No Comments Found

Leave a Reply