comentarios opiniones

Celebridades en el frente de batalla contra COVID-19

  • diciembre 28, 2020

Historias paralelas que quizás nunca se crucen, ahora siguen la misma línea.

Personas reconocidas por su éxito en diversos campos, que voluntariamente se colocaron en la primera línea de la lucha presencial contra el COVID-19.

Saul Craviotto Debería estar en la última parte de los preparativos de los Juegos Olímpicos de Tokio estos días, donde también será el titular del estándar de la selección española. Sin embargo, su función actual está lejos del agua y su canoa, su hábitat natural.

Craviotto, que también es conocido por el público televisivo por su triunfo en MasterChef Celebrity 2017, se ha recuperado en posición de trabajar en la prevención y respuesta de la Brigada de Seguridad Cívica de la Policía Nacional en Gijón.

«Regresé a mi trabajo por la necesidad de la situación en la que vivimos», dijo en una entrevista con Tienda.

«Hago mis trabajos habituales con mi pareja. Controlamos el tráfico y, lo que es lógico en este momento, preguntamos a las personas por qué se mueven. Los gijoneses los apoyan y tienen un buen grado de responsabilidad por la cercanía que deben mantener ”, añade el naturalmente cuatro veces medallista olímpico, que, aunque relevado de sus funciones de patrullaje por su deporte y publicidad en 2017, sigue trabaja para la policia en campañas de prevención y sensibilización pública y en la realización de conversaciones en las escuelas sobre drogas, alcohol y violencia.

Además del aplazamiento olímpico, también se ha aplazado su sueño de ser alférez español en Tokio en 2021, pero conserva el pensamiento positivo: “Ser el abanderado de mi país es la cima. Nos dejaremos la piel aún más si cabe, porque España se merece la alegría después de lo que estamos pasando y estoy seguro de que volveremos de Tokio con muchas medallas ”.

Dejan el terreno de juego

En Sevilla Ana Romero Moreno decidió cambiar el patio de recreo por el hospital. «Muy feliz de poder dar mi granito de arena para luchar contra el # Covid_19 como parte de nuestro sistema de salud en estos días», dijo el jugador Real Betis Balompie y licenciado en medicina.

El atacante se ofreció a cooperar “donde me necesitaran” en los primeros días del estado de emergencia y ya ejercía la profesión que estaba estudiando.

Hay muchos más futbolistas que participan activamente en el campo de la salud. Olhana Aldai, Abandonó por un momento su actividad en el Pozoalbense cordobés para trabajar como enfermera en el País Vasco.

Oh María Sanjuán, El portero del Villarreal, que pasó de los guantes de espuma a los de látex, para trabajar en el Hospital La Fe de Valencia. «Tanto psicológica como físicamente», señala, no estaba preparada para lo que estaba pasando. «Tuvimos que adaptarnos a esta nueva situación y estamos muy orgullosos de nuestro trabajo», dijo a Efe el portero.

También trabaja en Valencia Víctor Rodríguez. El futbolista del Levante para personas con parálisis cerebral -participantes en LaLiga Genuine Santander- se desarrolla como conserje en el hospital de la ciudad.

“Recientemente comencé a trabajar como gerente en un hospital de Valencia y la experiencia en la gravedad actual es bastante positiva. La situación parece calmarse un poco. Es una noticia fantástica, esperamos que siga así, salgamos de la situación ”, dijo en los medios del club.

«Ni una décima de segundo en los Juegos puede valer tanto como contribuir a algo contra el coronavirus», dijo abiertamente en su red social la dos veces campeona del mundo de triatlón paralímpico y médico residente. Susana Rodríguez.

Un deportista gallego también está combatiendo estos días el coronavirus desde el hospital de Santiago de Compostela. «Ahora los valores del deporte deben pasar a primer plano, no el día en que seas campeón mundial. Este problema no concierne a países ni a salarios. Nos afecta a todos ”.

Una mano para los más vulnerables

Al mismo tiempo, Javier Castillejo, Boxeador español El mejor laureado de la historia (ocho veces campeón del mundo en dos categorías diferentes, superwélter y mediano) recorre cada día las calles de Parla, la ciudad que iluminó sus éxitos.

Castillejo no dudó en echar una mano en la crisis que vivimos con la pandemia del coronavirus y a través de la Cruz Roja lleva productos alimenticios a las personas mayores consideradas población de riesgo.

Y en la cocina hay un chef español galardonado Jose Andres. En tu caso, estás ayudando en Estados Unidos. Un marinero de la Armada española, lleno de ambición, aterrizó en West 30th Street en Nueva York hace unos años. A través de su organización no gubernamental World Central Kitchen (WCK), la ciudad donde construyó sus sueños y que hoy es el epicentro de la epidemia de coronavirus en Estados Unidos, distribuye 40.000 comidas.

Además, durante una pandemia, su organización sirvió más de 750.000 comidas desde Miami a Los Ángeles y Little Rock, Arkansas a Fairfax, Virginia y en lugares como bibliotecas cerradas, camiones de comida y restaurantes, alimentando a 125 hospitales, estudiantes almorzando en escuelas e incluso viajeros en círculos en cuarentena.

ONG de un cocinero asturiano, portada de revista Hora También comenzó a trabajar para su labor humanitaria en Madrid (la comunidad autónoma de España más afectada por el COVID-19) y en Barcelona y Valencia, según anunció en su cuenta de Twitter, aunque el proyecto abarcará todo el territorio nacional.

Juega el papel de la heroína

Esta es una historia que nunca hubiéramos imaginado vivir, posible solo en la ciencia ficción. Pero la realidad ha golpeado, y hay actrices que han decidido cambiar la pantalla chica para hacer el papel de heroína en esta crisis.

Gemma Marin, Actriz españolaTierra de lobos, cuenta regresiva yo Los drones no vuelan cuando el cielo está grismi impacto, regresó a la escuela para ser enfermera en busca de ayuda. Marín decidió enviar su currículum a varios hospitales de Madrid para ayudar a los pacientes infectados por el coronavirus, y apenas 24 horas después lo llamaron para ver si podía postularse a un trabajo en un hospital de Madrid. Hospital Universitario 12 de octubre.

La actriz es impacto También se expresó en las redes y dijo que aunque está preocupada por sus dos hijas pequeñas, tomará todas las precauciones para mantenerlas saludables. «Este no es un momento de miedo, este es un momento de responsabilidad y empatía. Juntos terminaremos con esto, y cuando termine seremos más fuertes».

Mira esta publicación en Instagram

Durante muchos días no pude dormir, y algo en mí me dice que soy responsable de cómo doy mi granito de arena, tantas veces la vida me ha ayudado y tantas cosas me ha dado que no puedo quedarme en casa cuando el mundo clama por atención médica … ayer envié mi programa de enfermería a todos los hospitales que luchan contra el Covid-19 y necesitaba enfermeras, advirtiendo que no había tocado el hospital durante 10 años, esta mañana me invitaron a unirme, lo que confirmó la veracidad de mi decisión … Sé que para mucha gente será una locura tener dos hijas pequeñas, pero gracias a Dios tengo una familia que me apoya y siempre estarán bien atendidas, y en cuanto al miedo a contagiarme, claro que lo tengo, pero las medidas de seguridad lo harán. extremo. No es un momento de miedo, es un momento de responsabilidad y empatía, juntos acabaremos con esto, y cuando se acabe seremos más fuertes. . . No pude dormir durante muchos días, y algo en mí me decía que tenía una responsabilidad, que tenía que contribuir, tantas veces la vida me había ayudado y tanta vida me había dado, que no podía quedarme sola en casa cuando el mundo clamaba por salud … ayer envió un currículum a todos los hospitales de enfermería que están luchando contra el Covid-19 y necesitan enfermeras que les adviertan que no trabajen como enfermeras durante los últimos 10 años. Esta mañana me llamaron para ofrecerme un lugar en el hospital, lo cual confirmó mi decisión … Sé que mucha gente pensará que estoy loca porque tengo dos hijas, pero gracias a Dios tengo una familia que me apoya y Alex y Daniel siempre estarán en con grandes manos. Y en cuanto al miedo a contagiarlos, claro que lo tengo, pero me pondrán extremas las medidas de seguridad. No es un momento de miedo, es un momento de responsabilidad y empatía, juntos acabaremos con esto, y cuando se acabe seremos más fuertes. . . #nfermera #sestra #letswork #covid # covid19spain # covid19madrid #spain

Publicación compartida por Gemma Marin (@gemma_marin)

Clara Alvarado, de una serie famosa Casa de papel, Decidió dar el mismo paso. “Estaba muy consciente de la falta de personal médico y sentí la necesidad de ayudar y no seas espectador «, contado Precursor en los primeros días del estado alarmante. Su hándicap, explica en entrevista, fue la falta de experiencia, ya que se graduó de Enfermero en la Universidad Complutense en 2012, pero nunca ejerció, ya que muy rápidamente comenzó a desempeñar pequeños roles interpretativos.

«Quería encontrar un lugar donde pudiera ayudar sin ser un obstáculo. Después de muchas llamadas, lo encontré. Me explicaron que no soy el único con falta de experiencia y que hay cosas que puedo hacer. Me sentí confiado porque me dieron mucha confianza en mí mismo y sentí una necesidad moral y ética de ponerme en primera línea ”. Desde entonces ha colaborado en un pequeño centro de la comunidad de Madrid dedicado al cuidado de personas mayores.

Un punto de inflexión en la medicina en Ifema

Bruce Aylward, El responsable de los expertos del COVID-19 calificó a la Organización Mundial de la Salud (OMS) como un hospital de campaña «extraordinario» instalado en Ifema para mitigar la capacidad de los hospitales madrileños que albergan a pacientes con coronavirus leve y grave, destacando que «los madrileños deben sentirse muy orgullosos ”.

Durante esta crisis, Ifema se convirtió en el mayor hospital de España con más de 85.000 metros cuadrados y una capacidad de hasta 5.500 camas, incluidas 500 UCI para la atención de los enfermos más graves.

Desarrolló su trabajo aquí Eduardo Raboso, Diputado PP en la Asamblea de Madrid desde 2013 y actual portavoz de salud. Desde que comenzó la pandemia, ha dejado temporalmente el cargo de diputado trabajar en Ifema, donde él y su equipo idearon un protocolo muy nuevo para realizar traqueotomías en pacientes con coronavirus para prevenir infecciones.

«Cuando hacemos una traqueotomía a una persona infectada por COVID-19, tenemos que tener mucho cuidado de no contagiarnos, pero hemos ideado un nuevo protocolo que nos ha permitido realizar más de cincuenta intervenciones con éxito y sin contagio», explica a Confidencial.

Fue el primero en actuar en los primeros días, convirtiéndose en un punto de inflexión en la medicina española. “Me dijeron que había una anciana que necesitaba intervenir porque no regresaba sola. Estuvo intubada durante tres semanas y hubo que ayudarla «. Una intervención que Siempre recordaré.

No Comments Found

Leave a Reply