comentarios opiniones

‘Malamadre’ de Laura Baena, persona social del año 2019 por su lucha por la reconciliación

  • diciembre 17, 2020

Laura Baena, malamadre jefe, hay dos goodashijas, como él los llama, un tercero en el camino es buen esposo con quien compartirá la experiencia de formar una familia. los buenos abuelos (“Pieza fundamental de la reconciliación en España”, le gusta enfatizar) se encuentra en Málaga, su tierra natal. Baena siempre pensó que sería una buena madre, pero la maternidad en todo su esplendor, con cosas que sabía y que nunca le dijeron, explotó en su vida, desterrando la utopía. Super mujer y reconciliación.

Así lo vivió durante su primer embarazo, cuando cada día le costaba más reconciliarse en la agencia de publicidad donde trabajaba. Su puesto de supervisora ​​creativa no le permitía ser una buena madre ni una buena profesional. Decidió renunciar el día que se dio cuenta de que había perdido el control de su vida. Dejó el trabajo voluntariamente para no dejar de ver crecer a sus hijas. Pero también renunciar a la idea de ser una madre perfecta y aceptar su condición de persona humana, que tiene razón, está equivocada, aprende, es culpable …

Se creó una noche de insomnio, con una nocturna y traicionera Cuenta de Twitter donde puedes desahogarte y busque ayuda en línea. la llamo @Madres y hoy cuenta con unos 58.000 seguidores, 356.000 en Instagram y 362.500 en Facebook. Uno de los primeros tweets que envió a la comunidad fue: «¿Por qué te canonizan como malamadre? ”. Olvidar una cita con un pediatra; Disfrazados en un día en que no estaba en la escuela o dejaban una bagatela o un bocadillo en casa, poblaron la red social como un confesionario virtual. El resto provocó que miles de mujeres se identificaran con Laura Baena y su forma de concebir la maternidad.

El principal objetivo de Malamadres es desmitificar la maternidad, romper con el cliché de una madre perfecta, y todo con un gran sentido del humor. Sin embargo, pronto se dio cuenta de que era culpa tuya. malamadre la reconciliación tenía, más precisamente, un defecto.

La lucha por la reconciliación

Y luego comienza su lucha política, creando asociación no renuncio de la cual es presidenta. Desde esta entidad sin ánimo de lucro se intenta visibilizar y concienciar sobre el problema de la falta de medidas conciliatorias. Lo hace a través de estudios como Concilia13F yo Somos un equipo, Pusieron sobre la mesa datos como el 58% de las mujeres cuyas madres abandonaron sus carreras profesionales frente al 6% de sus parejas; que tienen las mujeres solo 54 minutos de tiempo libre al día; que el 54% de las mujeres afirman que son las principales responsables de las tareas domésticas invisibles e inconmensurables, frente al 17% de los hombres, o que el 45% de las mujeres que aportan al hogar los mismos ingresos que sus parejas son las principales responsables de las tareas del hogar.

Yo No Renuncia realiza charlas y conferencias, ofrece formación a empresas que buscan promover la corresponsabilidad, y desde 2015 viene implementando activismo politico. La primera acción consistió en recolectar firmas en Change.org con el fin de establecer exenciones tributarias para las PyMEs que aplicaron jornada continua y horario flexible; una petición apoyada por más de 300.000 personas.

Este apoyo social les llevó a postularse en las sedes políticas de PSOE, PP, Podemos, Ciudadanos, UPyD e IU; ve esto reflejado en el programa electoral de la formación naranja de 2015; ser una propuesta ilegal aprobada en las Cortes Valencianas y la Asamblea de Madrid en 2017 y empezar a ver la política como palanca básica para el cambio. A este actor clave se suman empresas y familias a las que también se dirige Yo No Renuncio.

En febrero del año pasado, la asociación lanzó una iniciativa de solicitud colectiva: Rompeelmuro.com. Un espacio virtual en el que más de 16.000 personas “gritaron” la reconciliación para que “resuene la unidad de todas las voces”.

Además, los dos últimos años son las primeras ediciones Prueba de obstáculos No me rindo. Se trata de un evento deportivo en el que, simbólicamente, tiene que pasar 13 pruebas que representan obstáculos que enfrentan las mujeres durante su carrera profesional. Este año, más de 6.000 personas se postularon por la reconciliación en Madrid, respaldadas por cuatro mujeres políticas representantes de las principales formaciones.

Para intensificar el viaje que acaba de comenzar, la asociación lanzó el 13 de febrero de este año Teléfono de reconciliación amarillo. Una línea gratuita de asesoría legal y laboral que ha atendido a más de 1.800 malas madres en estos pocos meses. Las consultas más habituales se refieren a la reducción de la jornada laboral, la adecuación de la jornada laboral y la baja por tutela legal.

Club Malasmadres

Club de Malasmadres, gestionado por nuestra persona social del año, en su vertiente empresarial, tiene proyectos en colaboración con algunas marcas que tienen un denominador común: ayudar a las madres en una zona. En ese sentido, empezaron con Seguro DKV Es hora de preocuparse para que las mujeres no se olviden de sí mismas. Con Movistar han lanzado Tenemos personajes, un proyecto centrado en la educación familiar digital. Con Ikea han trabajado internamente para abordar la falta de corresponsabilidad de sus empleados y con Carrefour difundir hábitos saludables en las familias.

Otra de las principales etapas del club Malasmadres es tienda de ropa y accesorios que nació, de nuevo, de Twitter. Un día, una seguidora le pide a Baena una camiseta con uno de los mensajes del club y luego experimenta la moda como una forma de llegar a su reportaje. Recientemente lanzaron su nueva colección Poder, que está tratando de empoderar a las mujeres, una mujer real que necesita energía extra para afrontar el día a día. Colección elaborada con tejidos naturales y producción sostenible (en España y Portugal), una marca registrada de la marca Yo soy Malamadre.

Además, la empresa coopera activamente con Fundación Aladdin con una colección especial que lleva el nombre Nacido para pelear cuyos fondos están destinados a apoyar a familias y pacientes con cáncer infantil. El club ha donado más de 27.000 euros a través de esta iniciativa solidaria en la que Baena participa personalmente.

Porque hace cinco años dejó su profesión para que un día las mujeres no tengan que hacerlo como madre; para la participación de partidos políticos en lucha por la reconciliación; proporcionar apoyo legal gratuito para el trabajo; Porque puso en la agenda -y en las camisetas- los problemas reales de las mujeres, entre muchas otras razones, Laura Baena es la persona social del año 2019.

«Goodmalamadre» para muchos

Boticaria García, farmacéutica, nutricionista y divulgadora

Laura es lúcida, capaz de descubrir posibilidades donde otros no ven nada. Pero lo que más admiro de su sensibilidad es combinar este regalo con dedicación por varios motivos, haciendo del Club de Malasmadres mucho más que una empresa. Laura ha creado un movimiento que agrega valor a la sociedad y tengo la suerte de poder seguirla y ser testigo de cómo la vida de las personas cambia todos los días. Laura es una inspiración para todos.


Amelia Baena, hermana y socia de Malasmadres

Si hay algo que tiene Laura es que es una líder. Pudo realizar su sueño y creer en sí misma para dar voz a toda una generación de mujeres y así liderar un movimiento cada vez más grande. Generoso, perseverante, responsable y con la ilusión de que puede cambiar el mundo. Yo siempre te seguiré.


Paco Arango, presidente de la Fundación Aladdin

El milagro que vimos a través de Malasmadres es extraordinario. Laura representa una base muy fuerte de mujeres madres, con todos sus problemas, pero lo que hizo a Laura realmente especial es dar voz a las madres guerreras, las madres nacidas para luchar, las madres que tienen hijos con cáncer. Consiguieron expresar y sentir todo el apoyo del Club de Malasmadres. Aladina no solo recibió el apoyo directo de Malasmadres, sino que Laura logró dar voz a los problemas más íntimos de las madres de niños con cáncer.


Salvador Baena, padre de Laura

Me piden que escriba algo sobre Laura y tendría mucho que decir, pero sobre todo destacaría su gran responsabilidad con todo lo que hace. Siempre ha sido estudiante y eso le ha traído grandes recompensas. Destaco su gran capacidad de trabajo, sus grandes sensaciones y todo esto porque siempre disfruta con lo que hace, a pesar de los obstáculos que puedan encontrarse en el camino. Te amamos.


Begoña Villacís, teniente de alcalde de Madrid


No Comments Found

Leave a Reply