comentarios opiniones

Vuelta al cole, covid-19 y reconciliación: un equilibrio difícil, pero no imposible

  • diciembre 8, 2020

Si en una situación normal, regresar a la escuela ya presupone ajustar el horario, rutas, hábitos y otras formas conciliar la vida profesional con el cuidado de los niños, En un contexto como el actual, marcado por el covid-19, el regreso de los niños al aula es más complejo que nunca.

Alabama miedo, estrés e inseguridad Es por eso que muchas familias regresan a una escuela que no consideran segura, también hay inconvenientes que, sobre todo por su trabajo, podrían tener porque las cosas no salieron bien y los menores tuvieron que seguir las clases -total o parcialmente- desde casa.

La crisis del coronavirus, entre otras cosas, refleja las carencias que aún existen en España en materia de reconciliación. El equilibrio entre trabajo y familia que recayó principalmente en abuelos y en las escuelas, como apuntan desde el Club de Malasmadres. Los dos pilares son ahora más frágiles que nunca: los primeros son un grupo de riesgo que debe protegerse de posibles infecciones, y las escuelas son las que pueden llevar a los niños a casa en cualquier momento por posibles infecciones.

Los escenarios que se pueden abrir en las próximas semanas y meses son, por tanto, muy diferentes: desde una situación de relativa normalidad en la que los menores aún pueden asistir a sus clases presenciales todos los días, pasando por oportunidades docentes conjuntas o cuarentena preventiva, hasta contagiar a un niño o niña. Qué medidas de reconciliación ¿Son los mejores de todos modos?

Trabajo remoto, solución – prioridad – puntual

«Sería bueno mantener la prioridad de la aplicación viajes de larga distancia en aquellos casos en los que fue posible por el tipo de actividad y teniendo en cuenta las necesidades del puesto ”, asegura. Compromiso empresarial Víctor Canalda, Catedrático de Estudios Jurídicos de la Universidad de Oberta de Catalunya (UOC).

Una de las posibilidades es trabajar desde casa y, sobre todo, la posibilidad de trabajar desde casa Flexibilidad laboral, esto encajaría en los diferentes escenarios que surgen después de regresar a la escuela. Nos enfrentamos a una oportunidad única de encontrar soluciones enfocadas no tanto en lo que erróneamente se llama «viajes a la carta», sino en formas de brindar servicios que se adapten a la realidad social que vivimos, incluyendo las necesidades de los empleados como parte de un ambiente laboral positivo. los ve como una opción privilegiada o caprichosa ”, dijo el profesor Canalda.

Trabajar desde casa y la flexibilidad laboral encajan en los diferentes escenarios que surgen tras el regreso a la escuela.

Recordando que “la nueva norma nos obligará a aprender trabajar de manera diferente «, El profesor de la UOC recomienda, aunque las clases se desarrollen sin incidencias, «mantener horarios flexibles de entrada y salida, anticipar las ausencias -con o sin pago- y estar abierto a modelos híbridos». Medidas que prepararán a los padres – y por ende a las empresas – para el eventual regreso de sus hijos a casa, ya sea por cuarentena preventiva o porque están infectados.

Algunas fórmulas, flexibilidad y teletrabajo, con cuya idoneidad también coincide Alberto Gavilán, director de RRHH de Adecco Staffing. Aunque para él «hay más posibilidades, dependiendo de cada organización y necesidades de producción y de conciliación», generalmente enfatiza estas dos.

El teletrabajo, por un lado, porque “ha demostrado ser una medida eficaz, donde el nivel de productividad es bueno ”; y flexibilidad de horarios – especialmente para entradas y salidas – especialmente para aquellos empleados que no pueden trabajar desde casa porque “les permite adaptarse a diferentes horarios y necesidades, pero manteniendo un intervalo de tiempo en el que todos están disponibles”.

Gavilán también enfatiza la importancia de la preparación: “Esta es una situación que ya está sucediendo, todavía no en masa, pero aulas en cuarentena, y para eso, las empresas deben tener un plan que les permita adaptarse rápidamente a esa situación ”.

Niños en cuarentena

Otro escenario posible es que, luego de activar la alarma en la escuela, los alumnos de la clase deban ser puestos en cuarentena preventivamente. Nuevamente, en esta situación “el teletrabajo es la medida que mejor puede resolver estos casos” ya que permite “cubrir necesidades y no cambiar el ritmo de producción” si no es posible ejecutar «Cambio de turno, especificación de tiempo y ultimamente, reducción de la jornada laboral ”, como apunta Gavilán.

Actualmente, la licencia por enfermedad pagada solo está disponible para los padres cuyos hijos dieron positivo en una prueba de PCR; para que, en esta situación, «las empresas puedan extender lo que determinan las disposiciones legales convencionales a mejoras voluntarias y condiciones más favorables», defiende el profesor Canalda.

Entre las medidas, el “establecimiento de un bolsa de horas, retornable o no, y también compensa o compensa de otra forma, a través de la cual los empleados pueden programar sus horas y días de acuerdo a necesidades específicas e imprevistas, como cuarentenas, simple aviso de un día o lo antes posible. «

Los más fuertes se muestran desde la asociación Malasmadres. Este grupo comenzó a recolectar firmas a principios de septiembre a favor de un reglamento feriado urgente para padres y madres que incluye incapacidad temporal (IT) o licencia parental menores que se encuentren en cuarentena por contacto con un caso positivo de covid-19 y que deberán permanecer en casa los 14 días correspondientes. La medida, que a pesar de estar en la mesa de gobierno -y anunciaron propuestas al respecto el viceprimer ministro Pablo Iglesias y la ministra de Trabajo Yolanda Díaz- se está enfriando.

Hasta el momento, la asociación ha logrado recolectar más de 250.000 firmas en Change.org para su campaña. #EstoNoEsConciliar, cuyas solicitudes ya han sido presentadas directamente al ministro de Inclusión, Seguridad y Migración José Luis Escrivá y que, además de apoyar a los padres con hijos en prisión preventiva, requiere trabajo a distancia por imperativo legal cuando las circunstancias familiares así lo requieran, adaptación o reducción de jornada sin pérdida de salario y dinero. Ayudar a contratar personal para cuidar a los menores cuando los padres no puedan hacerlo por sí mismos.


– Ampas y Malasmadres buscan licencia remunerada para cuidar de menores en cuarentena
– Teletrabajo: un nuevo desafío para la igualdad
– Llaves a distancia, opción de emergencia contra coronavirus


Familias con un menor infectado

Las medidas en el caso a son más claras menos positivo en las pruebas de PCR. “Los padres deben ser encarcelados para que sean removidos por cuarentena: incapacidad temporal, previsiblemente por imprevistos comunes”, dice Canalda, quien recuerda que “para la empresa, esto no supondría ningún coste o trámite adicional respecto a lo que sería el mismo. un trabajador que estaba infectado ”.

«Si es posible que la empresa elabore un escenario de reconciliación, ¿dónde?» No hay necesidad de ello para solucionar esto, volvería a pasar por la flexibilidad y el teletrabajo ”, dice Gavilán de Adecca para aquellos casos de padres que, a pesar de estar en cuarentena con sus hijos, quieren seguir trabajando desde casa.

Teletrabajo, conciliación y diferencia de género

Trabajar desde casa es, a priori, una de las mejores soluciones para la reconciliación en el contexto actual, tan complejo y lleno de incertidumbre. Pero en su implementación también hay problemas y riesgos.

Uno de ellos es la injerencia de la vida familiar en la vida profesional. Trabajar desde casa con un niño en cuarentena o clases combinadas significa que el padre o la madre deben realizar tres tareas al mismo tiempo: su trabajo, cuidado infantil y apoyo a la docencia virtual.

Otro gran problema es el aumento de la brecha de género. Lamentablemente, “la diferencia de género por responsabilidad parental es sin duda mayor en el caso de las madres”, dice Víctor Canalda de la UOC, “porque se debe a distribución tradicional de roles, se asumió socialmente que la carga debería ser soportada por la mujer «.

En el mismo sentido apunta Maite Egoscozábal, jefa de investigación social del club Malasmadres, señalando que al no existir una estructura clara de atención y cuidado infantil, “se asume que es un problema de mujeres, porque el hecho de que si regresan los hombres para trabajar, siempre encuentre a alguien a quien cuidar en casa «. Una circunstancia que, en el peor de los casos, «obliga». muchas mujeres dejaron sus trabajos Cuidado».

“El teletrabajo en sí mismo no es un peligro”, matiza Gavilán de Adecca, pero “es una medida de reconciliación que solo requiere que las personas con responsabilidades familiares tengan alternativas que no cambien sus expectativas profesionales”. Para ello, “como sociedad, debemos proponer escenarios que promuevan corresponsabilidad entre hombres y mujeres en materia de conciliación ”, recuerda que“ para ello las empresas deben contar con un Plan de Igualdad ”que incluya medidas para lograr su eficiencia.

Una visión optimista del teletrabajo compartida por el profesor Canalda, siempre que «se trabaje estratégicamente desde las organizaciones para que las mujeres ocupadas con responsabilidades familiares puedan compaginar la vida laboral y personal, y no tengan que renunciar a la carrera profesional en las mismas condiciones que sus compañeros masculinos». .

Asimismo, el catedrático de Estudios Jurídicos recuerda la existencia de la Ley 39/1999, de 5 de noviembre, de promoción de la conciliación de la vida familiar y laboral de los trabajadores, así como la próxima Ley Orgánica 3/2007, de 22 de noviembre, de marzo, para la igualdad efectiva entre mujeres y hombres, dos textos con los que «se intenta dar marcha atrás, lentamente pero en la dirección correcta» brecha en la fuerza laboral.

Dado que el uso del teletrabajo para el cuidado de los niños en el contexto actual no aleja a las mujeres de las relaciones informales que se establecen en la oficina y que pueden ser cruciales para el desarrollo profesional, Malasmadres propone “introducir una herramienta de teletrabajo con perspectiva de género, animando a los hombres a utilizarla también midiendo el número de hombres y mujeres que lo solicitan y analizando por qué, para luego actuar para promover la igualdad de uso «, haciendo el trabajo desde casa – cuando sea posible -» mixto, obligando a la persona a acudir a la oficina durante 2 o 3 días y así no perder Contacto personal con otros «.

No Comments Found

Leave a Reply